Tales Of Yaganata Capitulo 4.5


Capítulo 4.5: Ambición

 

*Fuzz Fuzz Fuzz Fuzz*

“Hum…”

Ha pasado poco desde que dejé el lugar donde se encontraba Lahan. Al salir inmediatamente me dirigí a la ubicación donde residía mi señor. Actualmente me encontraba frente a la entrada. Este lugar se encuentra en una zona muy apartada en el universo, muy lejos de lugares con vida en ellos. Cualquiera que lo escuchara pensaría que es normal para un dios vivir en este tipo de lugar. Pero la verdad, es que era muy raro ver a un dios, y mucho menos a uno del calibre de mi señor, viviendo afuera en el cosmos. La mayoría vivía en el Mundo Astral, y sólo salían para verificar el orden en sus dominios, o simple diversión. Pero no permanecían mucho tiempo afuera, ya que a la mayoría no le gustaba ser visto por los mortales. Pero a mi señor eso parecía no importarle. Siempre me había preguntado por qué prefería vivir aquí, pero nunca le pregunté ya que no era de mi incumbencia.

“Aun así, nada cambiara si lo sigo retrasando.”

Volviendo a la actualidad, me encontraba inmóvil frente a la gigantesca puerta doble hecha de piedra. Aunque a cualquiera se le haría raro ver una gigantesca puerta flotando en medio del espacio, no había muchos curiosos que intentaran abrirla. Después de todo, al lugar que conducía era donde residía uno de los seres más poderosos de este universo. Para cualquier desconocido que entrara sería una destrucción segura.

“…Hum.”

Sin perder más el tiempo,

*Put*   *Put*

Puse una mano en cada lado de la puerta y con fuerza empujé hacia enfrente.

*Chriiiii~* *Khoon*

Con un chirrido la puerta se abrió lentamente, y se detuvo con un fuerte sonido.

“….”

*Tap Tap Tap*

Empecé a caminar por el corto pasillo que había dentro. Y en poco tiempo llegué al final. En el cual, se encontraba una fisura interdimensional que conectaba al espacio donde mi señor residía.

“….”

Dudaba un poco si entrar o no, ya que no sabía cómo reaccionaría mi señor, o lo que me esperaba al enterarse de las noticias. Si tenía mala suerte, era posible que este fuera mi último día en pie…

“…Fuu~ ya no importa. Hum, hagámoslo de una vez…”

Diciendo eso la atravieso.

“….”

Al siguiente instante aparezco en un área amplia con una gran cantidad de pilares grises erigidos por todas partes. Todo estaba hecho de piedra, lo que le daba una apariencia muy antigua, y le hacía desprender una sensación indescriptible. Es un lugar inconfundible, ya que he venido aquí innumerables veces.

“….”

*Tap Tap Tap Tap*

En silencio comienzo a caminar, dirigiéndome hacia lo más profundo del área, donde usualmente se encontraba mi señor.

“….”

Al poco tiempo, en mi campo de visión, no muy lejos frente a mí, apareció la silueta de alguien sentado en un trono dorado. Era un hombre de cabello rojo y ojos amarillos, que se encontraba leyendo algo en sus manos. Su apariencia aparentaba la de un hombre en sus 40. Pero en realidad él tenía cientos de años cósmicos. Era el ser a quien llevaba sirviendo por eones.

“….”

*Tap Tap Tap*

“Mn?”

Me dirigí hacia él. Cuando notó mi presencia, dejó lo que estaba haciendo y empezó a hablar.

“Baros ya era hora de que llegaras, ¿Qué fue lo que paso? ¿Por qué tardaste tanto?”

Dijo indiferentemente. Pero no me ofendí ya que estaba acostumbrado a ello.

“Lo siento mucho señor.”

Llegando a unos pocos metros frente a él, me incliné respetuosamente y dije.

“Hum, tuve un pequeño inconveniente a la hora de hacer su encargo por eso tarde más de lo estimado…”

Fue una verdad a medias. Obviamente no le dije el verdadero resultado, o lo de Lahan.

“Hmn, ¿inconveniente?… bueno no importa. Entonces, el que llegues ileso significa…

“Si, la misión fue un éxito, tal como esperaba.”

Sospechó un poco, pero no preguntó más. Sólo le interesaba el resultado. Y yo, respondí con otra verdad a medias.

“…Ya veo…”

“….”

Hum, fue una reacción bastante normal…

O eso creí.

“Hahahahaha ya veo ya veo, así que en verdad fuiste destruido, eh, Dominus. Por fin me pude deshacer de ti maldito bastardo. Me hubiera gustado ver tu última expresión. Hahahahaha.”

Empezó a reír con tanta fuerza, que me dejó un poco aturdido. Fue más exagerada de la que había esperado. Pareció haberse alegrado bastante. Viendo su reacción, quizás no tome tan mal lo de la daga… Aun así, la forma en que se refirió a ese ser me sorprendió bastante. Hablaba como si lo conociera.

“Hum, señor ¿usted lo conocía personalmente?”

Le pregunté ya que estaba un poco curioso.

“Mn?… si. Hmph, fue hace tiempo, cuando estaba en mis inicios. Yo y otros dioses fuimos a tratar de acabar con él, pero fue una derrota aplastante… todos fueron destruidos a excepción de mí… al final, ni siquiera me tomo en serio. Dijo que yo era aburrido y no valía la pena, ¿puedes creerlo? Para alguien como yo, ser despreciado así. Hmph nunca olvide la humillación que me hizo ese maldito bastardo.”

“….”

Hum, al parecer los dos ya tenían su historia. Escuchar como alguien como mi señor, estuvo en una situación así y fue tratado de esa manera, fue bastante sorprendente. Si no fuera porque lo escuché de su propia boca, jamás lo creería.

“Por suerte tuve la fortuna de haber encontrado tan poderoso artefacto. Hahahaha su muerte es sólo a causa de haber subestimado mi grandeza.”

“….”

Fuu~… la cosa que hasta ahora estuve evitando que fuera mencionada, había entrado en la conversación. Tenía la esperanza de que aún no entrara en el tema, pero,

“Mmn, por cierto ¿dónde está la daga?”

“….”

Sólo estaba retrasando lo inevitable. Aunque ya me había preparado para esto, aún estaba temeroso por lo que me sucedería. Así que sólo pude resignarme, y contarle lo sucedido.

“Hum, eso… señor, no lo sé…”

“…Hmm… Baros me refiero al artefacto que te preste… ¿dónde está?…

“Por eso señor… temo decirle… la daga desapareció…

“….”

Quizás pensó que no le había entendido, por lo que volvió a preguntar. No obstante la respuesta fue la misma.

“….”

“….”

Los dos guardamos silencio. Lo cual creó una incómoda atmosfera. Pero no duró mucho.

“¿¡QUEE!?”

Ya que mi señor casi levantándose del trono por reflejo, hizo un alocado grito que me dio escalofríos. Y empezó a hablar con rabia.

“¿Cómo que desapareció?. ¡Eso es ridículo!. Ya la había usado antes y nunca le sucedió nada parecido. No importa que, siempre regresaba a mi despues de destruir a su objetivo. No puedo creer en lo que me estás diciendo… más bien, no será que ¿me quieres engañar para quedarte con ella?. Eso sería más creíble. ¿No lo crees?”

*Foom*

“Q-qu”

Mientras decía, mi señor entrecerró los ojos y un aura terrorífica inundo la zona. Lo que hizo que me paralizara… Sabía que no lo aceptaría tan rápido, pero no esperé que pensara que me la quería robar…

Gh… esto es malo.

“S-se equivoca. Señor, déjeme explicarle bien… Cuando la daga entró en ese ser, al parecer se destruyó con él…”

Lo que le dije fue una verdad distorsionada, pero a fin de cuentas era la verdad. No sabía lo que le había sucedido a la daga. Ese dato tan simple era lo que me había metido en esta situación.

“Se destruyó, ¿dices? Eso es aún más absurdo, esa cosa podía matar incluso dioses primordiales, ¿cómo es posible que se destruya nada mas así como así?”

“Eso…”

“… ¡Baros, si me estas mintiendo no te libraras de esta, bastardo!.”

“P-por supuesto que no señor. Es la verdad. Créame, la busqué por todas partes pero no la encontré… Además, qué ganaría con engañarlo…”

“….”

Parecía aun no estar del todo convencido. Así que aumentó la fuerza del aura, y siguió presionando.

“……”

“….”

Pronto, él se me quedó viendo en silencio como si me analizara, y comprobara si decía la verdad. Traté de actuar lo más calmado posible ya que en contra de mis palabras, en verdad lo estaba engañando… Pensé que no funcionaría y seguiría insistiendo, pero…

“Hmph”

*Pof*

Diciendo eso, la terrorífica aura que inundaba la zona, y la cual me hacía sentir muy incómodo, fue removida.

“Espero que sea cierto…”

“Por supuesto señor, jamás le mentiría…”

…¿En verdad funciono?…

Esto fue un poco inesperado. Pensé que se enojaría bastante o que al menos recibiría algún castigo, pero no esperé que lo tomara de buena forma.

“… Aunque aún me sigue pareciendo ridículo lo que me dices, tampoco puedo afirmar nada con seguridad, ya que la daga aún seguía siendo un misterio para mí, así que no puedo negar la posibilidad de que algo como eso podía sucederle… Hmn…”

“Ya-ya veo…”

Mi señor dijo con calma en una expresión pensativa, como si tratara de deducir la razón tras ello. Aunque aún seguía negando la posibilidad.

Fuu~ aun así, ¿de verdad la libré?…

Escuchando sus palabras, y viendo la manera en que reaccionó, esa incertidumbre que tuve todo este tiempo desapareció. Y sentí como si me hubiera quitado un gigantesco peso de encima. Aunque aún se me hacía extraño que aceptara las malas noticias tan rápido y de forma tranquila, eso no impidió que me tranquilizara bastante, ya que al menos por el momento mi vida se encontraba fuera de peligro. Aunque de igual forma, le pregunté para estar completamente seguro.

“Hum, eso… señor, ¿entonces no habrá repercusiones sobre mí por esto?…”

“Hmn… si es verdad lo que dices… te la pasaré esta vez sólo por haber cumplido el objetivo, y lo leal que demostraste ser. Reconozco tu valor de al menos haber venido a encararme. Si hubieras huido, yo mismo te buscaría para acabar contigo personalmente.”

“¿S-Señor?”

De pronto empezó a decir cosas peligrosas.

“Hmm, no te dije, pero tu misión, además de ello, también era una prueba de tu lealtad.”

“.…”

“Muchos huirían al ordenarles algo parecido ¿sabes?. Talvez por miedo al enterarse de su oponente o simplemente por pura codicia al tener en sus manos tan poderoso artefacto. Despues de todo, la mayoría de dioses sólo piensan en sí mismos. En el pasado, he tenido que deshacerme de varios antes por motivos similares…”

“….”

Hum, sabía que su respuesta positiva no era debido a la fe que tenía en mí… Así que la razón era que había otros motivos en esa misión… Ciertamente, se me había hecho raro ese encargo. Había pensado que me había mandado sólo para deshacerse de mí, pero no esperé que fuera eso…

Fuu~ parece que venir aun desconociendo mi destino, fue la decisión correcta.

Por suerte no hui. Si lo hubiera hecho, quien sabe qué final terrible hubiera tenido…

“Aun así es un desperdicio, ¡maldición!. Tal extraordinaria reliquia no es posible encontrar otra igual…”

“Lo siento mucho señor…”

Ciertamente, aunque no se pudo evitar, es una lástima perder una cosa así. Con tal capacidad terrorífica, pienso que en manos de cualquiera, podría hacerlo inigualable al empuñarla.

“… Bueno ya no importa. Si no la puedo tener yo, es mejor que nadie más la tenga. Aunque tenía pensado usarla para tener mi objetivo asegurado, tendré que ir así. Al menos, mi obstáculo más grande y problemático ha desaparecido… Bien, según lo planeado ahora sólo faltaría deshacerme de ese viejo. Él es el último obstáculo que me queda ahora. Los otros no serán tanto un problema, quizás los pueda convencer de unírseme. Si no, me desharé igual de ellos. Hmn, por tu parte, Baros, espero que tu lealtad siga igual de ahora en adelante. Cuando cumplamos nuestra meta, como mi mano derecha tus recompensas serán inmensas.”

“Por supuesto señor, puede contar conmigo. Mi lealtad es inquebrantable, así que puede estar seguro.”

Si. Es por esto que lo he seguido por mucho tiempo, al igual que yo, él aspira a lo más alto. Incluso estando en una de las posiciones más altas. Despues de todo, ningún dios, incluyéndome igual, puede contra esa insaciable ambición que hay en cada uno. Incluso obtener la divinidad no nos detiene.

“Hahaha bien bien. Pronto no sólo este universo, sino todos los demás serán míos. No importa quién o quienes se opongan, todos serán destruidos hahahahaha.”

“….”

Este ha sido el objetivo que ha tenido mi señor durante mucho tiempo. Para lograrlo, debe convencer o deshacerse de los demás líderes de este universo. Aunque parezca descabellado lograr tal hazaña, siendo mi señor, pienso que lo puede lograr.

“Hmn, bien. Por ahora, vayamos a planificar el siguiente movimiento. Todavía queda mucho por hacer…”

*Tap Tap Tap*

“Sígueme”

Diciendo eso, mi señor se levantó del trono y empezó a caminar hacia una puerta que se encontraba no muy lejos.

“Entendido…”

*Tap Tap Tap Tap*

*Tap Tap Tap Tap*

Siguiendo a mi señor, empezamos a caminar en silencio hacia la puerta.

Fuu~…

En este corto periodo de tiempo, había sentido tantas emociones diferentes a la vez, que estaba muy cansado mentalmente. Aunque por suerte me libre de esta, no podía confiarme. Ya que el camino que seguimos mi señor y yo, es uno muy peligroso e impredecible. Así que podría estar en situaciones mucho peores en el futuro…

Hum, aun así no me detendré. Despues de todo, la ambición es lo que me mantiene con vida…

Con eso en mente cruzamos la puerta y en poco tiempo, el lugar quedó solo…

 

***

 

Conmigo y mi señor, un plan que cambiaría el orden en el universo, se estaba formando. Pero no sabíamos, que en un lejano y pequeño planeta, nuestra verdadera calamidad poco a poco, estaba resurgiendo…


«Anterior – IndiceSiguiente»


 

Anuncios
de Universo Novelas Ligeras

2 comentarios el “Tales Of Yaganata Capitulo 4.5

  1. Pingback: Tales Of Yaganata Capitulo 4 | Universo Novelas Ligeras

  2. Pingback: Tales Of Yaganata Capitulo 5 | Universo Novelas Ligeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s